martes, 8 de mayo de 2012

THREE



"Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti” 

(Oscar Wilde).


Si algunos de vosotros os habéis preguntando qué es eso de la gala del MET, y por qué hay tanta famosa en las páginas de los periódicos y revistas de hoy, este es vuestro día. Os voy a sacar de dudas. 

La gala del MET, o en (otras) palabras, la gala del Metropolitan Museum of Art, es un evento repleto de celebrities y diseñadores que tuvo lugar anoche, en Nueva York, para dar la bienvenida a la primera exposición del año en el ya mencionado museo.

Anoche, lo que menos importaba era saber que se estaba homenajeando la exposición “Impossible Conversation” de dos grandes diseñadoras italianas: Elsa Schiaparelli y Miuccia Prada. Lo que más interesaba era el precio de la entrada: la friolera de 25,000 , (¡y eso en época de crisis!), que sirve para financiar futuras exposiciones, adquisiciones y mejoras; y la indumentaria de los asistentes que, por lo que he podido leer por ahí, está pagada íntegramente por las firmas para, al día siguiente, estar en boca de todos.

He de reconocer que Scarlett Johansson nunca me ha parecido una actriz impresionantemente buena ni guapa (a mi hermano tampoco le convence, y eso me ayuda, ¿qué queréis que os diga?), aunque anoche deslumbró en un vestido de Dolce & Gabbana color nudé (café con leche). 
Scarlet Johansson radiante en la gala del MET.


Pero quienes sí que nos dejaron con la boca abierta, y os van a dejar a vosotros también si todavía no os habéis enterado, fueron:

La recientemente nombrada mujer más elegante del mundo, Kristen Stewart (a veces el ansia por ponerle nombres a todo nos da resultados así de buenos), con un imposible conjunto mezclando: cuerpo en estampado geométrico negro y plata con falda en tres colores y botines blancos con suela negra. 
Kristen Stewart.

El porsupuestísimo mejor diseñador (al menos para mí) Marc Jacobs, también dió su toque al evento, luciendo una maxi camisa de encaje negro que dejaba entrever los gallumbos, zapatos negros con hebilla al más puro estilo mosquetero, y calcetines subidos. 
Marc Jacobs.

Y finalmente, la modelo Anja Rubik, que envidiosa por el protagonismo que tuvo la pierna de Angelina Jolie en la pasada entrega de los Oscar, decidió retarla con un vestido blanco perla de Anthony Vaccarello, con el que no solo enseñaba la pierna sino que, la ingle, el hueso de la cadera y la muy probable ausencia de ropa interior, consiguieron desbancar la espalda al aire de Cameron Díaz, el tremendo escote de Camilla Belle o las transparencias post-embarazo de Beyonce. 
Anja Rubik, su pierna y todo lo demás.
¿Vosotros qué opináis?




Sígueme en Twitter

@ 

4 comentarios:

  1. Herminio Estebanjueves, 10 mayo, 2012

    Sólo se salva Scarlet Johansson (tu hermano y tu no tenéis ni p. idea). Kristen Stewart un horror. Marc Jacobs debería darse una vuelta por algún polígono industrial con el modelito. Y Anja Rubik no es que no lleve bragas es que se le han caido por falta de agarre. Que alguien invite a un cocido a esa chica!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye un respeto, mister!

      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  2. Tu blog.... nuevo vicio para antes de acostarme!!
    enhorabuena ;) me encanta. CeL;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cariño :)

      Eres un solete!!

      Eliminar